Como parte de la observación del proceso de selección del nuevo Jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), la Asociación Civil Transparencia y Proética, a través de la iniciativa denominada Observatorio de Altos Funcionarios, ha realizado una comparación de los planes de trabajo elaborados por los cinco candidatos a este importante cargo público[1] (Comparativo disponible aquí; también, los planes de trabajo pueden ser consultados aquí).

En esta segunda entrega analizamos las propuestas presentadas en materia de reforma electoral.

Análisis de las propuestas sobre reforma electoral

  1. Cuatro candidatos han formulado acciones relacionadas con el impulso de la reforma electoral: Adolfo Castillo Meza, Carlos Loyola Escajadillo, Luigino Pilotto Carreño y María Elena Tillit Roig. El candidato Félix Jiménez Chuque no incluyó contenidos sobre este aspecto en su plan de trabajo.
  1. Tres candidatos han propuesto impulsar la aprobación en el Congreso de un Código Electoral[1]:

Carlos Martín Eulalio LOYOLA ESCAJADILLO

Luigino PILOTTO CARREÑO

María Elena TILLIT ROIG

Es necesario que los organismos electorales se puedan poner de acuerdo en proponer un Código Electoral que respete las competencias de los 3 entes, sus autonomías y que busque facilitar su gestión. Lograr que el Congreso apruebe el Código Electoral, ya concordado entre los tres órganos electorales. Impulsar la aprobación del Código Electoral y la reforma normativa del sistema de partidos políticos que garanticen la efectividad de la organización y ejecución de los procesos electorales y la supervisión de las finanzas partidarias pública y privada, respectivamente.
  1. Además de lo planteado en el punto anterior, dos candidatos se proponen impulsar una discusión más amplia sobre las reformas legales que requiere el sistema electoral. Así, Pilotto Carreño ha planteado “[i]mpulsar un gran debate nacional sobre los cambios que debería tener nuestro sistema de elección de autoridades: voto preferencial, distritos electorales, número de representantes en el congreso, creación de una cámara de senadores, entre otros”. Por su parte, Tillit Roig ha propuesto “[p]romover el sentido de urgencia y necesidad de la reforma electoral en la ciudadanía” mediante campañas informativas y eventos especializados sobre la reforma electoral y la reforma del sistema de partidos.
  1. Los cuatro candidatos antes mencionados han abordado el asunto del financiamiento de organizaciones políticas y campañas electorales. Las propuestas en este campo pueden organizarse del siguiente modo:
  • Regulación. Pilotto Carreño ha propuesto una modificación normativa para que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) pueda compartir información con la ONPE. Sin mencionar reforma legal, Loyola Escajadillo ha planteado la creación de una “plataforma de interoperabilidad” para cruzar información con la UIF. También se ha propuesto regulación específica sobre el financiamiento de movimientos regionales y sobre el uso del financiamiento público directo (Pilotto Carreño).
  • Facilidades a las organizaciones políticas. Existe un interés compartido por fortalecer la transparencia de las finanzas de las organizaciones políticas. Pilotto Carreño propone “auditorías periódicas”, tanto a las organizaciones políticas nacionales como a las subnacionales, mientras que Tillit Roig plantea difundir “la información económicas financiera” de las mismas. También se plantean soluciones tecnológicas con este mismo propósito. Así, Castillo Meza sugiere generar “una plataforma informática” en línea para que las organizaciones políticas registren sus ingresos y egresos, mientras que Loyola Escajadillo se ha propuesto que los partidos cuenten con mejores “mecanismos de captura de información” sobre las aportaciones de sus afiliados. Por último, Tillit Roig propone la realización de “actividades de capacitación en contabilidad partidaria”.
  • Fortalecimiento de capacidades institucionales. Loyola Escajadillo ha señalado la necesidad de capacitar al personal de la ONPE en temas de supervisión de fondos.
  • Sanciones. Tillit Roig solo hace una mención general al tema. Loyola Escajadillo busca fortalecer “el marco legal que permita tener mecanismos coercitivos no solo para entregar información sino de ser pasibles de multas graduales”. Castillo Meza propone aplicar cobranza coactiva por las deudas que se apliquen a los partidos o deducir su pago del financiamiento público o privado que reciban los partidos (lo cual requiere una reglamentación específica). Ningún candidato menciona sanciones de corte político para los partidos que incumplan las normas sobre financiamiento.
  1. Otras propuestas de reforma señaladas por los candidatos son las siguientes:
  • Implementación de elecciones internas de los partidos políticos a cargo de la ONPE (lo cual requiere una reforma de la Ley de Organizaciones Políticas), las cuales deben realizarse, de manera simultánea, en un solo día y a nivel nacional (Pilotto Carreño).
  • Establecer que “el proceso de tachas en una elección debe culminar como mínimo 45 días antes de día de elecciones, a fin de permitir a la ONPE imprimir y distribuir con la debida anticipación el material electoral” (Castillo Meza).

24 de febrero de 2017

[1] El Jurado Nacional de Elecciones ha presentado y está difundiendo un Anteproyecto de Código Electoral.

Anuncios