El proceso de elecciones regionales y municipales se inició con la convocatoria el pasado 10 de enero y en las calles, radio, TV y redes sociales de Internet son cada vez más las personas y organizaciones políticas que anuncian sus candidaturas. Las elecciones tendrán lugar el domingo 7 de octubre. A lo largo de estos casi ocho meses, nos veremos ante una multiplicidad de decisiones que debemos adoptar con la máxima información y responsabilidad.

No se trata solamente de decidir por quién votar. Con seguridad, muchas personas estarán pensando si postular o no a un cargo de autoridad en su distrito, provincia o región; muchas otras serán buscadas para incorporarse a una lista, sea por su trayectoria profesional o política, por su liderazgo y “arrastre” o –como ocurre con frecuencia- por los recursos económicos con que cuentan. En el caso de las mujeres -como en el de jóvenes e indígenas- hay una cuota que cubrir en las listas electorales. Para tomar una decisión de esta naturaleza cabe preguntarnos: ¿es nuestro momento para postular? ¿Es esa la organización política que representa mis intereses y expectativas? ¿Son realmente honestos los líderes de ese partido o movimiento? ¿Tienen una real voluntad de servicio o lo hacen sólo para “servirse”? Soy mujer y me proponen ir en una lista ¿lo hacen porque creen en mis capacidades o sólo por cumplir la cuota? El puesto de la lista que me ofrecen ¿me permitirá ser elegida o voy “de relleno”?

En otros casos, tendremos que decidir si apoyamos o no una campaña electoral: hacer propaganda, “prestar” mi nombre y mi imagen, dejar que hagan pintas en la fachada de mi casa, financiar y dar dinero o bienes para la campaña (la camioneta, el estrado, la pintura, los volantes, los globos, la casa, etc.), asistir al mitin, la caravana o el pasacalle, por citar algunos ejemplos. Muchas veces los pedidos de apoyo vendrán acompañados de promesas como obras en el barrio o la comunidad. Otras, nos buscarán a cambio de regalos como paquetes escolares, becas, alimentos, tápers, dinero y otras modalidades ilícitas destinadas a “comprar nuestro voto”.

Por supuesto que es nuestro derecho postular en una lista o apoyar la campaña de un partido político, movimiento regional u organización política local; está muy bien hacerlo. De lo que se trata es de ejercer ese derecho con responsabilidad, pues está en juego el futuro de nuestra comunidad. Muchas autoridades nos han fallado y terminaron en la cárcel por apropiarse del dinero de la municipalidad o gobierno regional, por acosar a las secretarias y regidoras o por contratar a sus familiares; gobernadores y alcaldes están procesados por recibir dinero de la corrupción o por facilitar el tráfico de terrenos, entre otros delitos. No son pocos los que  nos engañaron y terminaron haciendo cosas diferentes a lo que ofrecieron en campaña. Por eso y mucho más, esta vez no nos equivoquemos y decidamos bien.

Antes de tomar una decisión de postular o apoyar una campaña electoral es nuestra responsabilidad:

  1. Informarnos: Quiénes lideran ese partido o movimiento, cuáles son sus antecedentes políticos, personales y judiciales, quién los financia. Escucha y lee las noticias, busca en internet.
  2. Preguntar: No dejes que te convenzan “a la primera” ni te quedes con las dudas. Pregunta cómo llegaron hasta ti, qué proponen, cómo piensan realizar todas sus promesas, rendirán cuentas de su gestión, informarán sus ingresos y gastos de campaña, etc.
  3. Cuestionar: Tienes derecho a desconfiar, no creas todo lo que te dicen, verifica si es cierto o no, que no te cuenten cuentos, toma tu tiempo para pensar.
  4. Dialogar: Conversa con tu familia, con la gente del barrio, con tus compañeras de trabajo o estudio, con los colegas del gremio, con los que te inspiran confianza.

#DecideBien es la campaña que ha puesto en marcha la Asociación Civil TRANSPARENCIA para ayudar a que las personas ejerzamos con responsabilidad nuestros derechos políticos a lo largo del proceso electoral 2018. Síguenos, infórmate, pregunta, cuestiona, dialoga: #DecideBien.[1]

 

[1] Sigue y comparte también la información del JNE, la ONPE y el RENIEC.

Anuncios