Escribe: Jairo Rivas Belloso, Asociación Civil Transparencia

 

El domingo 9 de diciembre, la ciudadanía peruana acudirá nuevamente a las urnas. Además de la elección de Gobernadores Regionales en quince regiones, se ha convocado a un referéndum para consultar a peruanos y peruanas su opinión sobre cuatro reformas constitucionales.

Con seguridad, buena parte de la población está enterada de la realización de esta consulta, pero podemos sospechar que sectores importantes aún no conocen en detalle su contenido. Por ello, el Jurado Nacional de Elecciones, entidades públicas y organizaciones de la sociedad civil como Transparencia, estamos por todo el país informando los temas sobre los que deberemos emitir una opinión en unos días.

Tres afirmaciones

Antes de revisar las preguntas formuladas, conviene explicar qué es el referéndum y cómo llegamos a esta consulta ciudadana.

1. Es un mecanismo constitucional. Hay quienes han cuestionado que estas decisiones no sean adoptadas por el Congreso, pero esa crítica olvida que esta modalidad está prevista en nuestro ordenamiento jurídico. Así, la Ley de Participación y Control Ciudadano (Ley N° 26300, del año 1994) señala que el referéndum puede emplearse para aprobar leyes y modificar la Constitución. Y esta última, según el artículo 206 de la Constitución, “debe ser aprobada por el Congreso con mayoría absoluta del numero legal de sus miembros, y ratificada mediante referéndum”.
La consulta ciudadana es, pues, la vía preferida por la Constitución, y solo de manera facultativa el referéndum puede omitirse “si el acuerdo del Congreso se obtiene en dos legislaturas ordinarias sucesivas con una votación favorable, en cada caso, superior a los dos tercios del número legal de congresistas”.

2. Ya ha sido empleado. El referéndum del próximo domingo no será el primero en nuestra historia política reciente. La vigente Constitución de 1993 fue aprobada de este modo. Más recientemente, el año 2005 se empleó para decidir la creación de regiones mediante la agrupación de departamentos. La propuesta fue rechazada. Por último, el año 2010 fuimos consultados sobre un proyecto de ley que establecía la devolución de aportes al FONAVI a los trabajadores que contribuyeron al mismo. En este caso, la consulta sí fue aprobada.

3. Es un instrumento político. La convocatoria y los temas del referéndum responden a un contexto particular. En los últimos dos años hemos conocido graves denuncias de corrupción que involucran a ex Presidentes, líderes de organizaciones políticas, altas autoridades judiciales, empresarios… Esta situación no solo generó la caída del Presidente Pedro Pablo Kuczynski, veinte meses después de haber iniciado su mandato, sino que arrastró a toda la clase política a un enorme descrédito.

En estas circunstancias resultaba poco factible que estas mismas organizaciones políticas pudieran conducir las reformas de las instituciones políticas y judiciales, más aún cuando se habían resistido a varios de estos cambios en el pasado inmediato. Apelar a la ciudadanía, ante la profunda crisis de representatividad, constituye una forma no solo de democratizar decisiones de gran importancia, sino un paso necesario para recuperar la legitimidad de nuestras instituciones.

cedula-de-referendo

Después del referéndum

Los cuatro temas en consulta son de la mayor importancia, pero conviene advertir que con la decisión que adoptemos este domingo no es el último aporte que ciudadanos y ciudadanas podemos realizar para mejorar nuestro sistema democrático. Las reformas que se aprueben requerirán desarrollos legislativos y habrá que estar vigilantes para que se tramiten con la rapidez requerida en el Congreso de la República.

Además, otras reformas están pendientes de aprobación. En julio, la Comisión Consultiva para la Reforma del Sistema de Justicia, presidida por el Embajador Allan Wagner, presentó diez propuestas para empezar con los esperados cambios en este Poder del Estado. Una de ellas (la reforma del CNM) será definida en el referéndum. Las demás fueron presentadas como proyecto de ley, y su debate y aprobación debieran tener prioridad en el Congreso.

En resumen, después del referéndum, como ciudadanos tenemos la responsabilidad de mantener nuestra exigencia sobre los actores políticos, para que no se pierda este impulso reformista que el país requiere.

Cuatro temas en consulta

Las materias en consulta apuntan a modificar algunas instituciones clave. Cabe recordar que, si bien los temas fueron planteados por el Presidente Vizcarra en su discurso de Fiestas Patrias, todas ellas fueron revisadas y aprobadas –con modificaciones– por el Congreso el 4 de octubre. Así fue posible que el Presidente convoque al referéndum para el 9 de diciembre. Pasemos revista a los temas en consulta.

 

4preguntas-referendum

 

Fuente: El Tiempo

Anuncios